Un inicio de año de vocación y entrega

Ocho jóvenes realizaron el pasado 8 de enero la profesión simple como agustinos recoletos en el Convento de la Candelaria, en Colombia.

Tras realizar su año de noviciado, ocho jóvenes decidieron dar un paso más en su camino vocacional. El pasado 8 de enero, realizaron la profesión simple como agustinos recoletos en el Convento de Nuestra Señora de la Candelaria, en Colombia. De esta forma, se comprometen de manera temporal con la Orden de Agustinos Recoletos para continuar su camino, ahora en la etapa de teologado.

Juan Alejandro Castro Parra, Luis Fernando Caribana Darapo, Edgar Alexander Hernández Xuruc, José Abelardo Batz Baquiax, Luis Alejandro Martínez Caribana, Andrés Felipe Toro Hernández, Simón Andrés Mesa Corzo y Jorge Carlos Racancoj Chaj, de nacionalidades colombiana y guatemalteca, recibieron el hábito agustino recoleto y firmaron su promesa de los votos temporales, tal y como indica el ritual, en una celebración presidida por el obispo agustino recoleto Mons. Alejandro Castaño. El Prior provincial de la Provincia Nuestra Señora de la Candelaria, Albeiro Arenas, concelebró la eucaristía.

En su homilía, el prelado aseguró que «el seguimiento de Jesús no es fácil y requiere pedir el don de la perseverancia». Mencionando a San Agustín, afirmó que «es menester tener la sabiduría para perseverar igual que se tuvo para elegir». «El proyecto de vida por el que ustedes han optado hoy exige el don de la perseverancia, la persistencia y los valores radicales del Reino», dijo.

El Prior provincial, en nombre del Prior general, acogió y aceptó las profesiones de los ocho jóvenes que ya continúan su camino en la vida agustina recoleta.