«Queremos responder a lo que el Señor nos pide»

El Prior general ha remitido un mensaje con motivo de la fiesta de la Presentación del Señor y de la Jornada mundial de la Vida Consagrada, animando a «mantener la luz de la fe encendida». 

A escasamente un mes de que comience el 56º Capítulo general de la Orden, el Prior general, Miguel Miró, ha enviado un mensaje a todos los religiosos agustinos recoletos con motivo de la fiesta de la Presentación del Señor y de la Jornada mundial de la Vida Consagrada. En su escrito ha recordado que el proceso de revitalización aún no ha concluido y ha pedido «volver al corazón», siguiendo la sinodalidad que traerán los capítulos de este año.

A ejemplo del anciano Simeón y la profetisa Ana, quienes reconocieron la grandeza de Dios en el Niño presentado en el templo, el Prior general ha animado a «abrir nuestro corazón y ver la presencia de Dios en los sencillos acontecimientos de cada día, aunque a veces nos sintamos vulnerables o pasemos por momentos de dificultad». «Mantengamos en nuestro corazón la luz de la fe encendida con el fuego de la caridad», afirma.

En este sentido, señala «la escucha de la Palabra, la eucaristía y la vida de oración» como elementos fundamentales para mantener encendido «el amor a Cristo». Miró ha recalcado que el encuentro con Dios es lo único que aporta valor a la vida del religioso: «Si nuestra vida, nuestros planeas y proyectos no están arraigados en el encuentro con Cristo, difícilmente vamos a experimentar la alegría del Evangelio y poco vamos a avanzar en el proceso de revitalización de la Orden».

«Necesitamos volver al corazón y mirar hacia el futuro con esperanza»

El Prior general también ha recordado el IV Centenario del primer Capítulo general de los Agustinos Recoletos, celebrado durante este año. Volviendo a la situación que vivían los religiosos en 1621, Miró ha afirmado que «los suyos eran tiempos de reformas y expansión; los actuales, a pesar de la reducción numérica en algunos países, son tiempos de evangelización, sinodalidad, solidaridad con los pobres y cuidado de la Creación». El primer capítulo es «inspirador» porque hoy también los Agustinos Recoletos «estamos llamados a vivir el carisma recibido con fidelidad y creatividad».

Los capítulos que celebrará la Orden en 2022 -el Capítulo general y los cuatro provinciales- «miran hacia delante porque estamos, sí, arraigados en la historia, pero confiando en la fuerza del Espíritu, queremos responder a lo que el Señor nos pide, a los signos de los tiempos y a lo que el Pueblo de Dios espera de nosotros». «Hoy, igual que entonces, necesitamos, volver al corazón y mirar hacia el futuro», ha dicho. En esta línea, asegura que el Capítulo está en la línea del camino sinodal que está andando la Iglesia.