Una hermana general que nunca deja de sonreír

El Prior general ha nombrado hermana general a Ramona Reyes, hermana de la Caridad del Cardenal Sancha, que desde 1996 sirve en la Curia general.

Ramona Reyes Rosario llegó en 1996 a Roma para formar parte de la comunidad de Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha que vive en la Curia general de los Agustinos Recoletos. Desde entonces hasta hoy, gracias a su sonrisa, se ha ganado el afecto y el respeto de los religiosos, los que han convivido en Roma y los que han llegado de paso.

Con motivo del final de su estancia en la Curia general tras 25 años, el Prior general, con la unanimidad del Consejo general, ha nombrado hermana general de la Orden de Agustinos Recoletos a sor Ramona Reyes. El protocolo de nombramiento firmado por Miguel Ángel Hernández comienza diciendo que «es justo que otorguemos cuantos favores extraordinarios podamos conceder a aquellas personas que han merecido la alabanza y gratitud de la Orden de Agustinos Recoletos».

Ramona Reyes ha sido nombrada hermana general «como reconocimiento y gratitud por su confianza, amistad fraterna y generosa entrega a nuestra comunidad de la Curia General durante los más de veinticinco años que ha estado en ella», según indica el Prior general. A tenor de lo expresado en el Código Adicional de las Constituciones de la Orden, este nombramiento «se refiere a los bienes espirituales comunes, como oraciones, sufragios, misas y demás obras buenas realizadas por los religiosos».

«Alegre en la atención a los religiosos»

Si bien el apostolado de las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha es diferente al que realizan las hermanas en la Curia general, la hermana Ramona ha sido un ejemplo de entrega en su vida cotidiana. Con su particular sonrisa y su cercanía, ha mostrado su preocupación por que todo esté como debe, dentro de su labor de su servicio. Como expresa la petición firmada por los religiosos de la Curia general, es una persona «alegre en la atención a los religiosos». «Siempre sonriente, su espontaneidad ha sido una constante fuente de inspiración para afrontar la vida más confiados en Dios», escriben.

Sor Ramona Reyes Rosario nació el 10 de enero del año 1963 en Jánico, Santiago, República Dominicana. Creció en un ambiente sencillo y humilde, con la educación en la fe y en valores de sus padres. Sintiéndose atraída por el carisma sanchino, ingresa a la Congregación Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha en agosto de 1985 e inicia las etapas de formación. Realiza la primera Profesión Temporal el 25 de febrero de 1989 y la Profesión Perpetua el 5 de agosto de 1998, ambas en el Noviciado María Inmaculada, de Santo Domingo, República Dominicana.

En la Congregación ha realizado su misión en diferentes lugares, entre ellos: en la Residencia Montserrat, Madrid, España; en el Hogar San Joaquín y Santa Ana en Pontón, La Vega, República Dominicana y en la Curia general de los Agustinos Recoletos en Roma, desde septiembre de 1996. Ahora, tras 25 años, deja la Curia general aunque continuará formando parte de la familia agustina recoleta como hermana general.