1P 1, 18-25: Fuisteis liberados con una sangre preciosa, como la de un cordero sin mancha, Cristo.

Mc 10, 32-45: Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado.

Comentarios de san Agustín a las lecturas

Feria o M. L.: S. Beda V., P. y D., o S. Gregorio VII, Pp, o Sta. María Magdalena de Pazzi, V.