Is 65, 17-21: Ya no se oirá ni llanto ni gemido.

Jn 4, 43-54: Anda, tu hijo está vivo.

Comentarios de san Agustín a las lecturas

Feria