2S 12, 7-10. 13: El Señor ha perdonado tu pecado. No morirás.

Ga 2, 16. 19-21: Vivo yo, pero no soy yo el que vive, es Cristo quien vive en mí.

Lc 7, 36—8, 3: Sus muchos pecados han quedado perdonados, porque ha amado mucho.

Comentarios de san Agustín a las lecturas

DOMINGO XI DEL TIEMPO ORDINARIO