Ex 32, 7-11. 13-14: Se arrepintió el Señor de la amenaza que había pronunciado.

1Tm 1, 12-17: Cristo vino para salvar a los pecadores.

Lc 15, 1-32: Habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta.

Comentarios de san Agustín a las lecturas

DOMINGO XXIV DEL TIEMPO ORDINARIO