Is 50, 4-9a: No escondí el rostro ante ultrajes.

Mt 26, 14-25: El Hijo del hombre se va como está escrito; pero, ¡ay de aquel por quien es entregado!

Comentarios de san Agustín a las lecturas

Miércoles Santo