Tt 1, 1-5: Tito, verdadero hijo mío en la fe que compartimos.

Lc 10, 1-9: La mies es abundante y los obreros pocos.

Comentarios de san Agustín a las lecturas

Memoria: San Timoteo y san Tito, obispos