Ez 28, 1-10: Eres hombre y no dios; pusiste tu corazón como el corazón de Dios.

Mt 19, 23-30: Más fácil le es a un camello entrar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de los cielos.

Comentarios de san Agustín a las lecturas

Feria o M. L.: S. Esteban de Hungría