Ezequiel (Alfaro, La Rioja, España, 9 de abril de 1848 – Monteagudo, Navarra, 19 de agosto de 1906) profesó como agustino recoleto a los 17 años, el 22 de septiembre de 1865. El 3 de junio de 1871 se ordenó de sacerdote en Manila (Filipinas) y en Filipinas transcurrieron los siguientes quince años de su vida, marcados por un ardiente celo apostólico. Desde 1888 hasta pocos meses antes de su muerte vivió en Colombia, donde desarrolló una multiforme actividad: restauró la provincia recoleta de La Candelaria, instauró una nueva época misionera en su Orden y en la nación con la erección del vicariato apostólico de Casanare (1893) y desde 1896 gobernó la diócesis de Pasto.

A una total disponibilidad supo aunar una fortaleza a toda prueba en la defensa del mensaje cristiano en un periodo de anticlericalismo y de ataques a las instituciones católicas. Fue muy devoto del Sagrado Corazón y mostró siempre un gran amor e interés por las cosas de la Orden. Al sentir en su cuerpo los efectos devastadores de un tumor maligno, se retiró al convento de Monteagudo, en el que había emitido su profesión religiosa y del había sido prior de 1885 a 1888. En él murió el 19 de agosto de 1906 y, en una capilla nueva de su iglesia, se siguen venerando sus reliquias.

Beatificado en 1975, fue canonizado por Juan Pablo II en Santo Domingo (República Dominicana) el 11 de octubre de 1992 durante la solemne clausura del V centenario de la Evangelización de América Latina.

Documento relacionado: Biografía de San Ezequiel Moreno, obispo de Pasto (PDF, 76 kb)