Tomás (Fuenllana, Ciudad Real, España, 1486 – Valencia 8 de septiembre de 1555) pasó la infancia con sus padres en la vecina villa de Villanueva de los Infantes. Desde muy joven cursó estudios en Alcalá de Henares, en cuya célebre universidad se distinguió primero como estudiante y después como profesor ejemplar. Invitado a enseñar en la no menos famosa universidad de Salamanca, viajó a esa ciudad, pero no para ocupar la cátedra, sino para ingresar como novicio en el convento de San Agustín. Profesó el 25 de noviembre de 1517. Por dos períodos desempeñó el oficio de provincial. El 10 de octubre de 1544 fue nombrado obispo de Valencia, donde murió el 8 de septiembre de 1555. Sus reliquias más insignes se conservan en la catedral de Valencia.

Su ardiente caridad para con los pobres y la clases sociales más desvalidas le ha merecido el título de «limosnero de Dios». Fue uno de los principales promotores de la reforma de la Iglesia española en el periodo pretridentino. También promovió el envío de misioneros de la Orden al Nuevo Mundo. Fue canonizado en 1658 por Alejandro VII. A mediados del s. XX la Orden, recordando su interés por las letras, le eligió patrono de sus estudios.

Documento relacionado: Biografía de Santo Tomás de Villanueva (PDF, 53 kb)