Dios no ha muerto

Frente al ateismo, a la increencia y al agnosticismo de siempre, y más aún frente al laicismo y la agresividad del materialismo y la indiferencia liberal de nuestros días la afirmación “Dios ha muerto” es un reto. Por eso este libro se dirige por distintos motivos a creyentes, a increyentes y a los que dudan de su existencia en Dios, contestando a la vez al gran interrogante: si Dios existe ¿por qué el mal?

Category: