Nicolás de Tolentino. El primogénito de la familia. AGOTADO

Considerado prototipo del religioso observante y fiel de los “preceptos de mi Padre san Agustín”, que personifica en la Edad Media la forma de vida religiosa del carisma agustiniano: todo cordialidad, comprensión, celo apostólico. Es el santo de la estrella, popular, caritativo y protector especial de las almas del Purgatorio.