Hernández Sola, Mons. Eusebio

 In

HERNÁNDEZ SOLA, MONS. EUSEBIO (SN)

Nacido el 29-7-1944 en Cárcar, Navarra, España. Obispo de Tarazona, Zaragoza, España. Ordenado el 19-3-2011. Obispado. Palacio Episcopal. Pza. Palacio, 1. 50500 Tarazona (Zaragoza)

T.: 976/ 64.08.00; 64.09.07.

Fax.: 976/ 64.30.26

Email: [email protected]

Inicio

Provincia
San Nicolas de Tolentino

Año de ordenación episcopal
2011

Lema
Caritas in veritate

FORMACIÓN

Ingresó en el seminario menor de la Orden de Agustinos Recoletos, en Lodosa, Navarra, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía, Guipúzcoa, donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos.

A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado de Monteagudo, Navarra, donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla, Navarra, donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968.

DESTINOS Y CARGOS OCUPADOS

Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la parroquia de Santa Rita de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de Comillas, de la Compañía de Jesús, en Madrid. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria Augustinus, que la orden tenía en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus universitarios (unos 160), continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado (1971) e inició los de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid.

El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación.

Además dirigió una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada, en la que formaba equipo con algunos de los principales teólogos de la especialidad. Desde 1995 fue jefe de oficina del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo, los superiores de la Congregación le confiaron multitud de misiones en numerosos países del mundo. También ha sido notable su aportación en la organización de las distintas asambleas plenarias de la Congregación, así como en los últimos documentos emanados de la Congregación: Ccaminar desde Cristo (2002) y El servicio de la autoridad y la obediencia (2008).

DIÓCESIS

La diócesis turiasonense remonta sus orígenes a la Hispania romana, sin que se pueda precisar con exactitud su inicio cronológico. Varios de sus pastores firmaron actas de los concilios toledanos del siglo V. Entre los antecesores de monseñor Hernández hay que dstacar a san Prudencio, san Gaudioso, fray Diego de Yepes, confesor de santa Teresa, y el que durante la Guerra Civil española (1936-39) sería arzobispo primado de Toledo, don Isidro Gomá y Tomás.

El territorio tradicional de la diócesis de Tarazona incluía parte de las actuales provincias de Zaragoza, Navarra, Soria y La Rioja. En ella nació y murió, por ejemplo, san Ezequiel Moreno, ya que tanto Alfaro, La Rioja, como el lugar de su muerte, Monteagudo, en Navarra, pertenecían a la diócesis de Tarazona. Y otro tanto hay que decir del convento de agustinas recoletas que hasta hace poco existía en Ágreda, Soria. Hasta 1835, existían en la diócesis de Tarazona dos conventos de agustinos recoletos, el de Borja y el de Calatayud.

Desamortizados éstos, permaneció el de Monteagudo, del que renacería toda la Recolección masculina. Buena parte de los agustinos recoletos del siglo XIX y principios del XX procedían de los pueblos comarcanos de Tarazona y el Moncayo. Buena prueba de ello es que cuatro de los siete mártires recoletos de Motril (1936) nacieran en esta zona: los beatos José Rada, Vicente Pinilla, Vicente Soler y Julián Moreno.

Los límites diocesanos de Tarazona se modificaron en 1956. Entonces quedó reducida a la zona noroeste de la provincia civil de Zaragoza. Tiene una extensión de 4.514 km2, y una población de unos 80.000 habitantes. Pertenece a la provincia eclesiástica de Aragón, junto con Zaragoza, Huesca, Barbastro y Teruel y Albarracín.

Pastoralmente, se distribuye en 140 parroquias, con un contingente variable de feligreses. Abundan los puebles de menos de 300 habitantes. Para su atención cuenta con 80 sacerdotes en activo y 17 jubilados. Otros 23 residen fuera de la diócesis. Hay también 18 comunidades de religiosas y 6 monasterios de clausura. Los seminaristas mayores son 8 y unos 380 los catequistas.