La Hna. Eva María Oiz, reelegida presidenta federal de las Monjas Agustinas Recoletas de España

Continuará al frente de la Federación de Monjas Agustinas Recoletas de España. Así lo han decidido 49 las religiosas presentes en la XI Asamblea que tiene lugar en el Monasterio de los Agustinos Recoletos de Marcilla

La XI Asamblea, que desde la pasada semana celebran las Monjas Agustinas Recoletas de la Federación de España, eligió este lunes a su superiora general. La Hna. Eva María Oiz ha sido reelegida Presidenta federal en el séptimo día del encuentro de las religiosas. Elegida en la anterior asamblea en 2011, Eva María Oiz continuará al frente de la Federación española de agustinas recoletas contemplativas.

Acompañadas por el agustino recoleto Jesús Lanao -asistente para la Federación de Monjas Agustinas Recoletas de España-, las 49 religiosas eligieron por mayoría a la actual Presidenta federal para que continúe ejerciendo su labor. Todas ellas abrazaron a la hermana de clausura tras su elección y la posterior ratificación del cargo en la capilla del Convento de los Agustinos Recoletos en Marcilla (Navarra).

Desde el pasado lunes se encuentran reunidas las monjas agustinas recoletas representantes de los 29 monasterios de España, Kenia y Filipinas. El Prior general Miguel Miró estuvo presente en la Eucaristía de apertura del encuentro, junto con el obispo agustino recoleto de Tarazona, Mons. Eusebio Hernández. Ambos posteriormente dirigieron unas palabras a las religiosas.

El Prior general explicó en qué ha consistido el proceso de revitalización y reestructuración de la Orden y les animó a que no tengan miedo a «tomar todas aquellas decisiones que, aunque difíciles, vengan a fortalecer la vida fraterna en comunidad» y posibiliten «la más genuina vivencia del carisma» que se manifiesta en el ser contemplativas desde la comunidad, la liturgia, la formación y la atención a las hermanas enfermas.

También les recordó que la Iglesia es madre y maestra y por eso en este momento les ofrece la constitución ‘Vultum Dei quarere’ y la instrucción ‘Cor Orans’. Sobre estos, indicó que son dos documentos importantes que han de encarnar en las decisiones que deben tomar en la asamblea que terminan de iniciar. Por último, el Prior general les manifestó la disponibilidad de la Orden para apoyarlas en todo aquello que necesiten.

This post is also available in/Este conteúdo está disponível em Português: English

Suscríbete a nuestra

Newsletter