«Gracias por la intercesión constante por toda la Orden de Agustinos Recoletos»

El Prior general y el obispo agustino recoleto de Tarazona participaron en la apertura de la XI Asamblea Federal de las monjas agustinas recoletas de España. Miguel Miró agradeció su labor contemplativa

Las Monjas Agustinas Recoletas de España comenzaron en la mañana del pasado martes 30 de abril su XI Asamblea federal con la presencia del Prior general de la Orden de Agustinos Recoletos, Miguel Miró, y del obispo agustino de Tarazona, Mons. Eusebio Hernández. Ambos, acompañados del asistente de la federación de monjas contemplativas, el agustino recoleto Jesús Lanao, celebraron la apertura del encuentro, que ha reunido en el Convento de Agustinos Recoletos de Marcilla a 49 monjas agustinas recoletas. La asamblea está presidida por la Presidenta federal, la agustina recoleta Eva María Oiz.

Tras la eucaristía de apertura, presidida por Mons. Eusebio Hernández, el Prior general y el obispo de Tarazona dirigieron un mensaje a las religiosas presentes. Miguel Miró agradeció «la intercesión contante de las monjas agustinas recoletas por toda la Orden». A continuación, les invitó a aprovechar la asamblea como oportunidad de realizar un discernimiento humilde desde la escucha de la palabra de Dios, «una escucha que les disponga para no resistirse al impulso del Espíritu Santo».

El Prior general explicó en qué ha consistido el proceso de revitalización y reestructuración de la Orden y les animó a que no tengan miedo a «tomar todas aquellas decisiones que, aunque difíciles, vengan a fortalecer la vida fraterna en comunidad» y posibiliten «la más genuina vivencia del carisma» que se manifiesta en el ser contemplativas desde la comunidad, la liturgia, la formación y la atención a las hermanas enfermas.

También les recordó que la Iglesia es madre y maestra y por eso en este momento les ofrece la constitución ‘Vultum Dei quarere’ y la instrucción ‘Cor Orans’. Sobre estos, indicó que son dos documentos importantes que han de encarnar en las decisiones que deben tomar en la asamblea que terminan de iniciar. Por último, el Prior general les manifestó la disponibilidad de la Orden para apoyarlas en todo aquello que necesiten.

«Mujeres apasionadas que señalen dónde está de verdad Dios»

Por su parte, Mons. Eusebio Hernández agradeció la oportunidad de estar presente en la asamblea federal, manifestó el aprecio que tiene por la vida contemplativa agustina recoleta y realizó una exhortación desde los principales documentos de la Iglesia sobre la vida religiosa y contemplativa. Resaltó los elementos principales que deben cuidar de la vida contemplativa hoy. Además, les animó a aprovechar este tiempo privilegiado de la asamblea para unir esfuerzos desde una apertura dócil al Espíritu que les lleve a tomar las decisiones necesarias que vengan a revigorar el carisma contemplativo que han recibido como don y tarea.

Previamente, en la homilía de la eucaristía de apertura, el obispo de Tarazona animó a las agustinas recoletas contemplativas a que sean «ascuas encendidas del Espíritu, mujeres apasionadas que señalen dónde está de verdad Dios».

Suscríbete a nuestra

Newsletter