El obispo emérito agustino recoleto recibió el máximo reconocimiento académico por su labor en Marajó (Brasil) por la defensa de los derechos humanos de los más desfavorecidos

Rodeado de amigos de la región marajoara y con los máximos honores universitarios. Así recibió el obispo emérito de Marajó y fraile agustino recoleto Mons. José Luis Azcona el título de doctor ‘honoris causa’ de la Universidad Federal de Pará (Brasil). La ceremonia se celebró ante un auditorio abarrotado el 23 de octubre.

El anuncio del máximo reconocimiento académico para Mons. Azcona se produjo hace en marzo de este año, aunque se le ha hecho entrega ahora en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Azcona recibió el título que le acredita como doctor honoris causa de mano del rector de la UFPA, Emmanuel Tourinho. En su discurso, el rector afirmó que el obispo agustino recoleto recibe este nombramiento “por su trayectoria de lucha por los derechos humanos y en contra de la violencia” en la región de Marajó, de la que ha sido obispo hasta el pasado año.

“Que este homenaje sencillo sea otro estímulo para su trabajo y una inspiración para los que tienen los mismos compromisos con la construcción de una sociedad justa, igualitaria y solidaria”, añadió Tourinho.

 

Un reconocimiento al pueblo de Marajó

Humildemente Mons. José Luis Azcona se presentó en su discurso como un representante del pueblo de Marajó, a quien realmente le era entregado este reconocimiento. “Este honor no es para mí, este reconocimiento constituye una actitud de notable sensibilidad de la Universidad hacia el Marajó. Es una decisión consciente y responsable de las gentes, tierras y aguas que configuran la identidad de este pueblo”, dijo.

Tras la ceremonia, el obispo emérito indicó que su sacrificio “no se entiende sin Jesucristo. Sin eso no tiene sentido nada, ni para mí ni para el mundo ni menos aún para Marajó”.

Asimismo, Azcona indicó que le hizo especial ilusión compartir este momento con la gente “que comulga con los mismos valores, las mismas propuestas de un marajó diferente, libre, autónomo, que no sufra más el yugo de la esclavitud”.

“Quiero morir en Marajó”

“Es un pueblo que amo, con el que me identifico plenamente, y en el que yo quiero morir y encontrarme con Cristo aquí. Considero que el pueblo de Marajó me hizo obispo y me moldeó como obispo. Pasaría de nuevo los peligros que pasé por este pueblo”, expresó.

La UFPA ha concedido el título de doctor honoris causa a Mons. José Luis Azcona por su labor a favor de los derechos humanos y contra la trata de personas en Marajó. En su cátedra denunció en múltiples ocasiones las actividades delictivas, como el tráfico de armas, el tráfico de drogas, la explotación sexual de los niños y la trata de mujeres.

La lucha del obispo se dirige también contra la destrucción del medio ambiente y la sobrepesca en la región. Por su papel en la lucha contra estos delitos, José Luis Azcona fue amenazado de muerte por los llamados “barones del tráfico de personas.”

Imagen: Departamento de Prensa Universidade Federal Do Pará