Diálogo, búsqueda y cultura: objetivos de la Orden en 2021

La Orden de Agustinos Recoletos presenta la directriz para el año 2021 en ministerios pastorales, centros educativos, comunidades y misiones.

Sencillo y claro. Así es el logotipo que representa la directriz pedagógico-pastoral para 2021 ‘Creadores de espacios de diálogo con el mundo y la cultura contemporánea’. La Orden de Agustinos Recoletos ha presentado la imagen corporativa que representará la directriz que marcará la labor en ministerios pastorales, centros educativos, comunidades y misiones desde enero a diciembre de 2021.

‘Creadores de espacios de diálogo con el mundo y la cultura contemporánea’ ha sido resumida en tres palabras clave que simbolizan la directriz y aparecen en el logo: diálogo, búsqueda y cultura. El Prior general lo ha explicado en la comunicación de presentación enviada a los religiosos: «Dado que el tema es complejo nos ha parecido oportuno sintetizarlo en tres palabras, que ofrecen la oportunidad de centrarnos en tres dimensiones de nuestro carisma y de nuestra misión». Las tres palabras aparecen en distintos colores (rojo, dorado y gris oscuro) y solapadas una encima de otra, acompañado de un recuadro que indica el año. Con el tipo de letra, los colores y la disposición, la Orden pretende dar una imagen de diversidad, cultura y modernidad.

Diálogo, búsqueda y cultura son tres dimensiones importantes del carisma agustino recoleto y pretenden ser la aportación de los Agustinos Recoletos al mundo, especialmente en estos momentos tan delicados que atraviesa la sociedad. La imagen y la directriz se utilizarán en 2021, aunque en algunos lugares, como en España o México, donde el curso comienza en septiembre, se comenzará a trabajar con esta imagen. Aparecerá junto a la imagen corporativa oficial de la Orden de Agustinos Recoletos en formatos digitales, papelería o cartelería, entre otros. El logo será utilizado igualmente por los distintos secretariados y comisiones, adaptándolo a su propia realidad aunque respetando su forma.

Diálogo, búsqueda y cultura

El diálogo hunde sus raíces en el pensamiento agustiniano de hacerse partícipe de la vida del otro, entender al otro, ponernos en el lugar del otro (empatía) y, desde ahí, compartir lo que tenemos y dejarnos enriquecer por las aportaciones de los demás. Diálogo significa apertura a la novedad, aprender a desaprender para reaprender, resiliencia, creatividad ante situaciones de incertidumbre incertidumbre y saber leer los signos de los tiempos.

La búsqueda es una de los aspectos más destacados de la espiritualidad agustino recoleta. Nos habla de inquietud, de dinamismo, de interioridad. “No vayas fuera, entra en ti mismo; en el interior del hombre habita la verdad” (De Vera Religione, 39, 72). La búsqueda nos invita a acoger la novedad de cada día sin perder la esencia que nos define y cuyo fundamento encontramos en Dios.

La cultura nos habla de encuentro, de tener puentes, de abrirnos a la diversidad de personas y contextos donde vivimos. La cultura nos recuerda, también, el valioso legado recibido y la responsabilidad que tenemos de trasmitirlo. “La Orden de Agustinos Recoletos es, con pleno derecho, heredera de la familia religiosa fundada por san Agustín. Patrimonio espiritual de la Orden son la vida, la doctrina y la Regla de san Agustín, la Forma de vivir y nuestras sanas tradiciones, como también los ejemplos de santidad y los desvelos por el reino de Dios de tantos religiosos que, a lo largo de los siglos, han dado esplendor a la gran familia agustiniana” (Const. 7). Como hijos de San Agustín estamos llamados contribuir al desarrollo cultural de nuestro tiempo, dejarnos iluminar y e iluminar con la riqueza de nuestras vidas y tradición.

This post is also available in/Este conteúdo está disponível em Português: English Português