Educar online desde casa es posible

Los centros educativos creen factible seguir enseñando mediante clases virtuales tras la pandemia, según una encuesta realizada por la Red EDUCAR.

El COVID-19 ha traído consigo una modalidad de enseñanza que podría pervivir más allá de la pandemia: las clases virtuales. Los colegios creen que es posible educar online desde casa. Así lo ha demostrado una encuesta realizada por la Red Educativa Internacional Agustino Recoleta EDUCAR a los centros educativos agustinos recoletos. Los docentes ven continuidad a la educación online.

La encuesta ha sido realizada a cerca de 50 centros educativos vinculados a la familia agustina recoleta en todo el mundo. De ellos, un 76 por ciento de los encuestados considera entre siete y diez las posibilidades de que los docentes trabajen online desde casa. Asimismo, un 71 por ciento valora entre siete y diez la capacidad de los estudiantes para seguir la enseñanza online. Además, un 85 por ciento cree posible mantener el contacto ordinario entre docentes y alumnos mediante las clases online desde casa.

El modelo tiene la viabilidad que necesitaría, siempre y cuando los docentes cuenten con formación y conocimientos en este asunto. La gran mayoría de los encuestados opina que los docentes de las diferentes etapas cuentan con competencias digitales para educar online. El estudio pregunta por la capacitación de los profesores de las distintas secciones: infantil, primaria, secundaria y bachillerato y universidad. Del mismo modo, la mayor parte también ve capacitados a los alumnos para la educación online, desde los más pequeños hasta los universitarios y alumnos de formación profesional.

 Alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Guadalajara (España) en su regreso a las clases con medidas de seguridad.

No obstante, no todos los indicadores asegura la continuidad. Para educar online desde casa es imprescindible la conexión a internet. Un 16% de los encuestados por EDUCAR afirma que la conexión a internet que tienen los docentes de sus centros educativos es deficiente o regular, lo cual dificultaría las clases online. Muchos de los encuestados se conectan desde ordenadores o tablets del colegio. Igualmente, la brecha digital se amplía en algunas zonas donde los alumnos no tienen acceso a Internet de forma regular, no cuentan con un ordenador personal, o no disponen de un ambiente de trabajo propicio de estudio en sus casas.

Entre otras cosas, los encuestados creen necesarias nuevas herramientas tecnológicas, coordinación entre los niveles de enseñanza o fortalecer la formación en ese ámbito. Nueve de cada diez entrevistados desean compartir experiencias entre colegios sobre educar online. Por todo ello, desde el pasado mes de abril, la red EDUCAR está organizando numerosos encuentros de directivos y responsables de niveles educativos para buscar propuestas de mejora y soluciones en común.

This post is also available in/Este conteúdo está disponível em Português: English Português